14/7/15

Vestir, vivir, comunicar: "Environment Dress"

¿Un vestido inteligente que mide la agresividad del entorno y cómo afecta a nuestra conducta? Ese es el objetivo de "Environment Dress", proyecto que comienza a desarrollarse en LABoral. Hablamos con sus creadores. [ Revisión del texto publicado en LaBlog]

Imágenes del proceso (Fuente)


María Castellanos y Alberto Valverde son los creadores de Environment Dress, tal como reflejaba el post Next Things 2015: el mundo de la tecnología vestible su propuesta, en fase de desarrollo inicial, apuesta por la innovación y la creación de una prenda en la que código abierto e interacción con el entorno son conceptos fundamentales.
Descubramos algunas cosas más sobre sus inicios, evolución creativa y el proceso inicial del proyecto.


¿Cómo describiríais vuestra trayectoria individual creativa relacionada con arte y tecnología?

María Castellanos: Yo comencé a incorporar tecnología a mi trabajo en 2009. En la exposición individual Reversible, que se presentó en la Sala Borrón de Oviedo, producida gracias al Premio Artista Revelación de 2008 (Dentro del programa Culturaquí del Principado de Asturias).

En esta muestra además de otras formalizaciones como grabado, fotografía o intervenciones textiles realicé la primera  instalación interactiva: “Tejido digital” La exposición versaba acerca del concepto de tejido y su doble acepción textil - epitelial. Estudiaba como embellecer la piel con elementos propios del mundo textil como hilos, puntillas, etc.

La instalación consistía en un sistema que detectaba la piel de los visitantes y proyectaba motivos ornamentales textiles solo sobre la piel del público. El sistema programado en processing y  gracias a luz infrarroja conseguía detectar únicamente la piel y excluir las partes del cuerpo con ropa de estos dibujos.  De este modo se conseguía un resultado de tatuaje reversible, un tejido digital dibujado únicamente sobre la piel de los visitantes.

Esta pieza fue el inicio de mi relación con la tecnología, que sería también precedente otros trabajos en los que creé espejos interactivos que impiden ver el rostro reflejado de las personas que intentan contemplarse en ellos. En definitiva; incorporé la tecnología como una herramienta más en mi práctica artística.

Además en 2009 comencé también a trabajar con Alberto Valverde en proyectos conjuntos en los que confluían los intereses conceptuales de ambos.

Alberto Valverde: Desde el primer momento toda mi obra se ha basado en la relación con la tecnología y he trabajado siempre a partir de elementos tecnológicos. Me interesa la relación entre el ser humano y la máquina al mismo tiempo que exploro la relación entre el espectador y el caos a través de este tipo de herramientas.