13/2/08

Sociedad del espectáculo (macabro)




Texto publicado por el Defensor del Lector de EL PAÍS
"Envíenos sus crónicas, nos pide el apartado Yo, periodista, y, efectivamente, los lectores responden con fotos y sus impresiones de sucesos. Hoy toca la foto de un accidente en la AP-7, en el que yo estuve presente y, por muy poco, implicado. Tuve que hacer el primer frenazo, vi cómo se incendiaron los camiones, vi cómo saltaron de ellos los sobrevivientes, y vi cómo un inglés se jugó la vida para salvar a una de las dos chicas alemanas. Tras el accidente acudieron centenares de espectadores, todos ellos con cámara o móvil para hacer fotos. Hubo un pequeño altercado cuando un camionero se enfrentó a los cazaespectáculos, diciendo con toda la razón que allí se había muerto un compañero suyo y que es falta de respeto tirar tanta foto. Pero los fotógrafos se fueron alternando, e incluso desde el otro lado de la carretera, casi una tercera parte de los viajeros en sentido contrario filmaron o fotografiaron el suceso. Para el álbum de fotos de vacaciones, supongo. No hace falta decir que me preocupa este sensacionalismo. Asimismo, me preocupa que un periódico de cuya calidad no dudo, incite a sus lectores a convertir la sociedad en un reality show. Por ello le pido al defensor del lector que les haga reflexionar a los responsables de la política editorial si es conveniente que EL PAÍS vaya siguiendo esta tendencia o si, al contrario, acepta su responsabilidad y hace lo posible para evitar que la sociedad se vaya pareciendo cada vez más a un espectáculo".Los cambios que se están registrando en los medios de comunicación -e Internet es en ese sentido un elemento dinamizador extraordinario- apuntan a una mayor participación de los lectores y espectadores en los medios. Pero, como dice Mario Vargas Llosa, si el periodismo se convierte únicamente en entretenimiento es una abdicación."


Me preocupa que se haga creer a los ciudadanos que son verdaderos profesionales de la información.


El espectáculo (macabro) nos invade. La imagen prima ante la verdadera noticia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario