27/5/10

Stelarc o el triunfo de las prótesis extremas


No tengo palabras. Stelarc ha vuelto a rizar el rizo. Aunque confieso que me da grima, he de quitarme el sombrero ante su creación Ear on Arm premiada en el último Ars Electronica en la categoría de Arte Híbrido. Tal como se apunta hoy el Ciberpais,
No es la primera vez que Stelarc manipula su propio cuerpo con la tecnología, pero es, sin duda, la más impactante. El artista se ha implantado en el brazo una oreja generada por cultivo de sus tejidos, que funciona como un receptor y emisor inalámbrico de audio."Además de la función de escucha remota, es decir, que desde cualquier parte del mundo es posible oír lo mismo que oye mi tercera oreja, más adelante crearé un sistema distribuido a través de Bluetooth, de modo que si alguien me llama al móvil yo le podré hablar a través de mi oreja", asegura Stelarc, que se ha enfrentado a todo tipo de problemas médicos y legales para realizar el proyecto.Con Ear on Arm, el artista lleva a las extremas consecuencias su filosofía creativa, según la cual las prótesis no sirven solo para suplir deficiencias, sino para incrementar y expandir las posibilidades del cuerpo humano.
Ustedes son libres de decidir si les gusta o no. Sólo deseamos que se informen antes de hacerlo ;-)
Más información

No hay comentarios:

Publicar un comentario