7/12/11

Privacidad y nuevas tecnologías: una relación tormentosa

En el día en el que todos los periódicos publican unas ridículas fotografías privadas de Mark Zuckerberg en poses modélicas de dudosa legalidad, nos viene a la cabeza una performance de 2002 de Nick RodriguesPortable Cellular Phone Booth, en la que ya se criticaba la difícil relación entre nuevas tecnologías e intimidad.
Curiosamente, la cabina, icono del pasado, pero espacio en el que se lograba realizar conversaciones privadas, pasa a ser un elemento rechazado y/o ridiculizado por las personas que se ajustan a las nuevas herramientas que impone nuestra sociedad de consumo actual.


2 comentarios:

  1. Estamos tan acostumbrados a ver a la gente por la calle con teléfono que no nos llama la atención nada.
    Y en un mundo en el que parece no llamarnos la atención NADA, Nick Rodríguez, con su obsoleta cabina telefónica hace que nos giremos por la calle a mirar.
    El otro día, mientras paseaba con mi hijo de 5 años por la calle vimos una cabina de teléfono, de esas de hace tan sólo 5 años (los que tiene él) y me preguntó que qué era eso.
    Y es que el tiempo corre que vuela, como las nuevas tecnologías.

    ResponderEliminar
  2. Aquí lo que importa es que las personas seamos conscientes de éstos cambios "conceptuales" :-)
    La verdad, es que hace años que no veo una cabina..

    ResponderEliminar