26/2/12

Visualizando tus emociones a través del arte y la tecnología

Anaisa Franco, Premio ARCOmadrid/BEEP de Arte Electrónico en 2011 por Expanded Eye (2008), ha desarrollado a lo largo de su carrera esculturas robóticas que interconectan lo físico y lo digital en forma de instalaciones en las que la imaginación y los sentimientos se fusionan remitiéndonos a diversos conceptos oníricos.


Su última obra, Frustración,  es un espejo digital que se hace añicos tras cinco segundos de contemplación voyeurista por parte del espectador que la contempla, fragmentando la imagen en mil pedazos, como si de un espejo real se tratara, acompañada del consiguiente estruendo.

La pieza, formada por una televisión plasma posicionada verticalmente a la que se le ha incorporado una cámara, procesa la imagen gracias a un software específico desarrollado por André Perotta para el proyecto.


El proyecto forma parte de la serie Psicosomáticos, que está formado por esculturas electrónicas que transmiten diversas emociones humanas. A través del contacto con cada pieza, el espectador experimenta estas alteraciones del ánimo, creando un dialogo sensible que se potencializa gracias a la utilización de las interfaces para materializar sensaciones de ansiedad, miedo, histeria, confusión, vergüenza o frustración gracias a sus esculturas pensantes, comportamentales, reactivas y sensibles que se posicionan a través de la interconexión de lo materia con lo digital, tal como nos comenta su autora.



Os invitamos a conocer toda su obra, en especial, ThroughOut Breathing (2011), visitando su página web, cuya página principal nos gusta y atrae especialmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario