31/1/13

La información censurada de Milagros de la Torre


Por coincidencias del destino, hoy teníamos previsto mostraros imágenes de un proyecto que nos fascinó en su momento y que parece ser que no ha perdído ni un ápice de su esencia: se titula CENSORED (Censurados) y fue presentada por la reputada fotógrafa Milagros de la Torre en 2000.

Presentada en la Biblioteca de la Universidad de Salamanca, CENSORED centraba su atención en los libros que fueron censurados por la Inquisición española desde el siglo XV hasta que el tribunal se disolvió en el siglo XVIII.

Las imágenes de gran tamaño que componen la serie
(100 x 120 cm.) se caracterízan por sus colores sutiles y un nivel de agresión tensa y violencia tenue: el beige elegante del papel de algodón contrasta con el negro intenso de los pasajes suprimidos. Desde la distancia las fotografías podría confundirse con pinturas expresionistas a causa  del gesto de poder implícito contenido en cada uno de ellos, pero una inspección más cercana revela casi indescifrables textos borrados por diversas técnicas unipersonales destinadas a obtener un único fin: evitar la comunicación. Lo mismo se borran con tinta de color negro, que se cruzan líneas fervientemente, se pega papel sobre el párrafo omitido o se desgarra vilmente parte de una página. Todo vale para mantener a la población desinformada.

De la Torre genera un un nuevo conjunto indefinido pero atrayente en el que las apariencias  parecen ocultar, retener, silenciar y restringir mensajes, pero se revela como una enigmática agrupación de elementos codificados ante los que el espectador no desea otra cosa más que descubrir su contenido. La conciencia crítica y la intolerancia sobre un hecho pasado se transforma en una comprometida valoración ante situaciones actuales (bastante similares).






Información adicional sobre la autora

27/1/13

Pau Badía: humor gráfico y crítica activa.

 Nos gusta la presentación de Pau Badia, (Igualada 1979) en El Estafador:
(...) arquitecto y dibujante. Atrapado en el centro de Barcelona, dibuja constantemente para no ir gritando por la calle.
Ha hecho alguna exposición, ha publicado alguna cosa en prensa y otros trabajillos, pero básicamente cuelga sus dibujos como nomdenoia en su blog.
 Os invitamos a que veáis su blog. Seguro que no os dejará indiferentes su inteligente visión de la actualidad:



Usted lo que tiene son ganas de gritar



25/1/13

WILL MISS YOU: El control emocional de Facebook


 Esteban Ottaso participó en CONTROLando con una pieza que analiza la implicación emocional de los usuarios en las redes sociales. Se titula WILL MISSYOU: El control emocional de Facebook:
Facebook tiene millones de amigos. Alguna vez se preguntaron: ¿cuál es su secreto y en qué consisten los elementos de retención? ¿Creen que las personas se quedan en Facebook para seguir compartiendo fotos y actualizaciones de sus amigos, o saber sobre los próximos eventos? Tal vez, pero el verdadero secreto de por qué se siguen los perfiles de Facebook se debe a que Facebook juega con tus emociones y te culpas de no estar más tiempo en la red.

En consonancia con la misión de la compañía de 'de hacer el mundo más abierto y conectado', Facebook ha desarrollado toda una estrategia de retención emocional de sus usuarios. Según manifestaciones públicas de sus ingenieros, la pantalla de desactivación, y quizá su frase emblema 'Will miss you', evita que se vayan de la Red Social cerca de un millón de usuarios.

En lugar de simplemente decirme cómo la desactivación afectará a los datos que he compartido, me dicen que mis amigos van a extrañarme. Imprimiéndole un valor fundamental a la vida social en las redes ¿Estoy desapareciendo de la Tierra? No, sólo estoy desactivando Facebook, y voy a seguir estando vivo y accesible.

Los amigos específicos que Facebook decidió mostrarme también son interesantes, que parecen ser puramente al azar. Si al menos me mostrará a la gente con la que más he hablado. Pero no, cada vez que visite la página, un conjunto aleatorio de mis amigos van a extrañarme.      

De este control emocional surge esta colección de amigos que van a extrañarme si abandono Facebook.

18/1/13

CONTROLando. Poder, visibilidad e información.




Tercera entrega de las piezas seleccionadas en CONTROLando 2012. En esta ocasión os presentamos una interesanteinstalación interactiva de Julia Puyo titulada Micrófono de seguimiento (2012) cuya esencia, en días como el de hoy, nos parece más que necesario difundir.

Dotado con capacidad de detección y de movimiento, el micrófono de seguimiento se orienta constantemente hacia la cara del usuario, manteniendo en su punto focal el discurso o los comentarios que este pudiera hacer en su intervención. Su comportamiento reactivo simboliza como un derecho el que toda información o comentario realizados durante una intervención pública se inserten en la esfera de la propiedad pública mediática y lleguen a conocimiento de terceros.

La instalación forma parte del proyecto final de master “Poder y visibilidad. La doble vertiente en el uso de la visibilidad mediática como herramienta de poder” realizado en el master Artes Visuales y Multimedia.




11/1/13

Exprésate públicamente con "YOUR TEXT HERE".





Iniciamos el año con la presentación de selección de las piezas enviadas a nuestra  2ª Convocatoria CONTROLando.  En ella invitábamos a publicar en Uncovering Ctrl trabajos creativos sobre temas relacionados con los que tratados habitualmente en nuestro/vuestro blog sobre new media art: control, vigilancia, provacidad, seguridad, políticas del miedo o falta de transparencia.  El objetivo es ofrecer la oportunidad a cualquier creador de utilizar nuestra plataforma, aprovechandoque cada día tiene más seguidores, como herramienta de difusión.

En este segundo post sobre la misma os presentamos una interesante obra del multidisciplinar Marcos Zotes, titulado YOUR TEXT HERE, que fue presentada en Nueva York y Detroit en 2012.



La ciudad nos dice constantemente qué hacer, qué pensar y cómo actuar. Usando un lenguaje visual explícito, una multitud de carteles, señales, imágenes y símbolos invaden nuestros espacios públicos para decirnos como tenemos que comportarnos. YOUR TEXT HERE es un proyecto que desafía esta condición. Los ciudadanos tienen la oportunidad de cambiar su papel como receptores de información para llegar a ser los autores.

El modo de funcionamiento es sencillo: se envía un mensajes de texto anónimo en el que se puede expresar libremente lo que se desee a un sitio web a través de un teléfono móvil. Automáticamente es proyectado a gran escala sobre la fachada de un edificio.

El proyecto identifica las limitaciones del espacio público urbano, que no sólo ha sido restringido en términos físicos, sino también en términos de autonomía personal y manifestación social espontánea. Durante su desarrollo pasó por tres fases: censura, reivindicación y libertad de expresión.

Fase #1: Censura

El lugar de actuación sería la fachada de la biblioteca principal de la Universidad de Columbia en Nueva York. Pero tras 9 meses de negociaciones con los distintos departamentos de la misma para obtener permiso, la institución rechazó la propuesta concluyendo que la idea de dar voz a la comunidad podría ser perjudicial para la institución. Como alternativa la institución ofreció la posibilidad de realizar el proyecto en un edificio menos visible y con un carácter menos simbólico. A cambio, ningún mensaje con contenido ofensivo, discriminatorio, político, sexual o comercial fuera proyectado.

En lugar de simplemente eliminar el contenido crítico como se había indicado, la intervención consiste en censurar las palabras que entrasen dentro de esta categoría y proyectarlas tachadas, en un intento de hacer que la gente tomara conciencia de los conflictos que afectan a este espacio en particular.



Fase #2: Reivindicación

El proyecto había fracasado, pero en el proceso se habían revelado los mecanismos de control ocultos que afectan al espacio público urbano. Se trazó entonces un plan estratégico en el que un proyector sería ilícitamente colocado en un edificio cercano, a unos cien metros de distancia del objetivo, desde donde se tenía una visión clara de la biblioteca principal. Dos colaboradores se encargarían de filmar y fotografiar la intervención. Desafiando las políticas de la institución se pasó entonces a proyectar luz temporalmente sobre la fachada de la biblioteca:
“¿ESPACIO PÚBLICO?” “FRACASO” “TOMA!” “TRANSFORMA!” “ACTIVA!”


Con esta acción se pretende reivindicar el derecho a utilizar la ciudad de manera que se adapte a las necesidades de los ciudadanos, desafiar las políticas y limitaciones impuestas sobre el espacio público urbano y, durante un breve instante de tiempo, activar el espacio.

La intención era recuperar el aspecto público de un espacio urbano que ha estado dominado por fuerzas privadas durante mucho tiempo.



Fase #3: Libertad de expresión


El proyecto se llevó finalmente a cabo sin censura en el centro de Detroit, formando parte del festival de arte al aire libre DLECTRICTY durante los días 5 y 6 de octubre de 2012. En este caso la fachada de una central térmica se transformó en un tablón de anuncios gigante en el que se reflejó la variedad de voces existentes en la zona.

Durante dos noches miles de ciudadanos se reunieron en la calle formando una comunidad, donde compartieron en público sus sentimientos, identidades, secretos, críticas, conocimiento, apoyo, consejos y frustraciones. Más de mil mensajes de texto anónimos fueron registrados. Cada uno de ellos fue proyectado durante aproximadamente diez a veinte segundos en un bucle durante todo el evento. El espacio se convirtió en un espacio de debate, un catalizador para la interacción social. 


Publicado en:

9/1/13

Cómo apostar por unas fiestas críticas. Luzinterruptus te lo explica.





Imágenes: Gustavo Sanabria

 



Comenzamos a presentar la selección de trabajos presentados a nuestra convocatoria 2012 CONTROLando.

Esta Navidad,  el colectivo Luzinterruptus pidió a Papa Noel que se arreglen algunas cosas que andan mal en nuestra Madrid, una lista que va ido creciendo hasta hacerse interminable a medida que se agudiza la crisis y los políticos nos descubren sus peores intenciones.

El día de San Esteban, el 26 de diciembre, las cámaras de vigilancia del centro de la ciudad aparecieron engalanadas con luminosos gorros que curiosamente impedían la visión de lo que acontecía delante de ellas. 
Madrid como en muchas otras ciudades, a pesar de la normativa existente, no existe un control real sobre los dispositivos de vigilancia instalados en sus calles. Los ciudadanos no tienen la posibilidad de acceder a un registro informativo sobre dónde están situadas las cámaras que lo observan las 24 horas al día.

En 2007 se intuía que más de 20.000 ojos vigilaban por nuestra seguridad, pero a día de hoy, no hay dispositivos capaces de controlar a los que nos controlan, y mientras a los políticos no les importa que se registre y se utilicen las imágenes de ciudadanos comunes, parece que tienen muchos inconvenientes en que “se graben y se difundan imágenes de agentes de seguridad en el ejercicio de sus funciones… si ponen en riesgo su persona o la operación en la que están trabajando…”.

En la acción Feliz Navidad a los que nos vigilan tuvo lugar la noche del 26 de diciembre  se intervinieron 20 cámaras instaladas en el centro de Madrid: la mayoría vigilaban las calles, otras estaban situadas en edificios públicos y algunas son propiedad privada.
Esperamos que nuestros anónimos amigos detrás de las cámaras, apreciaran los calidos destellos de luz navideña con los que les obsequiamos en sus monitores de vigilancia.
Comentaremos a los de Luzinterruptus que en la próxima no senvíe un mapa para comprobar si su crítica puede ser contemplada :-)