28/5/13

Voyeurismo sentimental: boda en Ctrl [lag]


Sin quererlo, nos hemos sentido atraidos por una acto privado celebrado -en directo- en un Ayuntamiento [tal vez francés]. Nos da vergüenza reconocerlo, pero no hemos podido dejar de mirar. Por primera vez en mucho tiempo hemos sentido curiosidad y bochorno al descubrirnos esperando la llegada de los novios y la reacción de los presentes.

Nadie nos había invitado, pero nos hemos colado en lo que tal vez llegue a ser uno de los días más felices (o no) de la vida de dos personas a las que no conocemos. Resulta extraño. No nos hemos vestido con nuestras mejores galas, pero es posible que además, seamos los que tenemos la mejor visión de todo lo que acontece en la sala. 

No nos llega el audio pero no importa. Nos imaginamos la historia de cada personaje y lo que les está comentando la única persona oculta en la imagen, la que oficia la ceremonia. 

Shhhhhhhhhh! Os tenemos que dejar...¡que se acaba! No podemos perdernos los detalles. Quizá tengamos que recurrir al pañuelo (snif!)

Nos gustaría poderles enviar nuestra felicitación y el álbum que hemos creado para ellos, pero será difícil. En todo caso, habrá que agradecer al que ordenó colocar las cámaras la posibilidad que nos ha dado al hacernos partícipes de un acto de carácter privado.

[¿Habrán tenido la misma sensación todos los que nos hayan visto en alguna ocasión a través de un sistema de videovigilancia?]



23/5/13

Sobre el Decálogo de Arte Digital de Federico Joselevich.


Fuente

Ayer leímaos el Manifiesto y Decálogo del Arte Digital, publicado por el mismo Federico Joselevich Puggrós en Facebook.  Presentado ayer en la Fundación Telefónica en el marco del ENCUENTRO INTER-UNIVERSITARIO.ARGENTINA |CANADÁ  que se celebra estos días en la capital argentina.
1.- El arte digital es arte colectivo aún cuando se haga individualmente.

2.- El arte es política y por ende el arte digital también lo es.


3.- Es responsabilidad del arte digital el mostrar caminos nuevos para la expresión.


4.- El arte digital debe decir cosas, no solo mostrarlas.


5.- El arte digital no es necesariamente interactivo.


6.- La interacción no es necesariamente arte digital.


7.- El arte digital no está supeditado a otros artes.


8.- El arte digital no es una tecnología, es una forma de expresar y de interpretar.


9.- El arte digital no tiene por qué estar circunscrito al ámbito de la informática.


10.- El arte digital no es publicidad de tecnología

Nos parece un texto claro, conciso y necesario en un momento en el que cualquier cosa generada a través de un ordenador puede ser calificado como hecho artístico, cosa que nos parece absurda y anticuada [Quizá en el punto 4 cambiaríamos decir por transmitir

En pleno siglo XXI agradecemos especialmente las actualizaciones sobre un concepto que sigue siendo controvertido y del que continuamos leyendo definiciones un tanto reduccionistas y trasnochadas.

El debate queda abierto a vuestras opiniones...

14/5/13

La sombra del poder es alargada.

Máxima Seguridad (2006) Fuente

Hace unas semanas comentábamos una obra de Mateo Maté

Esta mañana, leyendo el caso de espionaje denunciado por la agencia de noticias AP enseguida hemos asociado la noticia con otra paradójica pieza del mismo autor, perteneciente a  la serie Máxima Seguridad (2006). ¿Cómo es posible seguir vigilando desde la atalaya con tal arrogancia y sin un mostrar ni un ápice de pudor? ¿no ha llegado ya el momento de establecer otras tácticas de comunicación y diálogo?

Lo más preocupante, es que la grave noticia se diluya entre ¿informaciones? que nos ahuyentan de la realidad. Así nos va...

[Nota 15/05: No os perdáis ela viñeta de El Roto de hoy]

8/5/13

"Panopticon" o la vida privada como producto.

Encontramos por casualidad Panopticon, un proyecto  de la diseñadora vasca Ane Aramburu. Nos parece curioso e interesante que desde su ámbito se reflexiones sobre el tema. Tal como ella lo define,
Panopticon [pan: todo, opticon: ver] nace de una necesidad de comunicar la importancia del derecho a preservar la intimidad de cada uno, de los datos e información personal de uno mismo. Es un proyecto sobre el precio de lo gratuito que se contextualiza en una sociedad actual donde el uso masivo y descontrolado de las nuevas tecnologías hacen que la intimidad de cada uno llegue a desaparecer. Una tarjeta de crédito, un teléfono móvil o una red social sirve mucho más que para la función que fueron creadas. El objetivo (...) es exagerar la situación actual para mostrar la gravedad del asunto y así conseguir -intentar- concienciar a la sociedad.












Seguiremos atentos a su trabajo....