15/12/14

Cámaras vigilantes y vigiladas: reacción al sentirse observado.

Durante las últimas semanas hemos leído en prensa internacional que la policía de Los Ángeles llevará un dispositivo de videovigilancia corporal en su uniforme. Tras las manifestaciones en Ferguson, Missouri, y Nueva York, se refuerza un proyecto presentado públicamente en enero de este mismo año. Al igual que con la videovigilancia tradicional dudamos de que la compra de 7.000 cámaras pueda ofrecer resultados positivos (y éticos) para la ciudadanía. [Esperemos resultados...]

Detalle del sistema videocámara-app (Fuente)

Ayer casualmente, nos llegó a través de R. Forns un proyecto que tiene relación con la propuesta de la policía estadounidense. Se titula Aposematic Jacket (2014) y por ahora sus autores, Shinseungback Kimyonghun, lo presentan como un prototipo de wereable contravigilante.

Se basa en el principio de sentirse observado que se proclamaba en El Panóptico de J. Bentham: cualquier persona que se sitúe cerca de la prenda sentirá  que es escrutada, pero no podrá identificar claramente desde dónde ni con qué motivo. Esa sensación, evidentemente, marcará una postura y modo de hacer determinados.

Detalle de  Aposematic Jacket (2014) Fuente

 
Detalle de  Aposematic Jacket (2014) Fuente






La cuestión aquí, tal como sucede en otros dispositivos presentes en nuestras calles es saber si las cámaras realmente funcionan y cuál es el uso que se realiza en cada intervención. Los autores han conseguido reproducir la imagen (en movimiento) alrededor de la pieza y envían a una web todo lo que captan los cuatro dispositivos activos, pero suponemos que los viandantes no conocerán el proyecto. Será interesante contemplar más reacciones y la evolución del proyecto.

Evidentemente nos encontramos ante una pieza que juega con principios vitales como la libertad, los derechos y que transforma en poderoso al sujeto que la porta. En cierto sentido ofrece un reto, en éte caso visual, que nos recuerda al clásico Seven miles boots (2003) de Laura Beloff, Erich Berger y Martin Pichlmair que permite al que las lleva navegar entre las redes sin ser observado. De nuevo la figura voyeur nos remite a nuestras acciones y posicionamiento a caballo entre la realidad física y la digital. 


Seven miles boots (2003) Fuente


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article4291104.html#storylink=cpy

PD: No podemos terminar el post sin adjuntar una imagen (pésima). Al día siguiente de la aprobación en el Congreso de la Ley Mordaza me encontré un chino con avisos de CÁMARA VIGILADA por todas partes. Sigo impresionada. No sé muy bien si la de mi móvil es la que estaba hiperregistrada o si en la tienda habían contratado a alguien para controlar la cámara de seguridad (?). Por si las moscas...yo no vuelvo...



Para superar el mal trago acabaremos de leer el  Manual básico de defensa contra la vigilancia digital de Electronic Frontier Foundation (EFF). Claro, sencillo "y para todos los públicos". No dejéis de consultarlo y difundirlo. Indispensable para los tiempos que corren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario