12/1/14

El don de la obicuidad [o eso me pasa por quejarme].



Lo confieso. Se me había olvidado por completo. Ha pasado un año y medio desde mi encuentro con el coche de Google  (mayo 2012). pero al anunciar los cambios en Destapa el control, proyecto anexo a éste, se me ha ocurrido buscar de nuevo "mi rastro".

Han tardado los Dioses de Google en subirme a la Red. Eso si, ya que se ponen, lo hacen por triplicado.



 

He pensado si publicarlas o no, pero la verdad, es que sin querer emular (a lo pobre) a Aram Barthol en 15 Seconds of Fame (2009) o a Carlo Zanni en su ejercicio autorreferencial Self Portrait With Dog (2008), me parece irónico que me pillaran. Justo el día que llevaba el borrador impreso de mi tesis: Prácticas artísticas y control y vigilancia tecnificado (2001-2010) (!) No es broma. Tengo testigos.

Una cosa que no entiendo es: ¿porqué me borran en las dos primeras y en la tercera no?  Ya he reclamado, a ver cuánto tardan...

PD: Al menos, me queda la cosa de pensar que la Tesis pertenece a una etapa ya superada :-). Año nuevo, vida nueva