30/12/15

winterLAB o la comunidad maker a debate

El pasado mes de noviembre LABoral se convirtió durante tres jornadas en un encuentro sobre la filosofía DIY y la cultura maker. winterLAB reunió talleres, ponencias y mesas redondas que pusieron sobre la mesa experiencias de fablabs,centros de arte, creadores y ciudadanos interesados en tecnologías y nuevos paradigmas de una comunidad [Texto publicado originalmente en LaBlog el 16/12/2017]


"Detalle del taller "Your own fancine" (Autor: LABoral)

Tal como comentamos en nuestro anterior post, Espítitu crítico a debate: compartiendo ideas y experiencias en winterLAB, el encuentro se impulsó desde LABoral ante la necesidad de  exponer, debatir y generar nuevas líneas de actuación centradas en el desarrollo del  trabajo en comunidad y en el fomento del uso creativo de la tecnología a través de nuevos medios de creación y producción. 
 
Como recalcaba Lucía Arias, Responsable de Educación de LABoral, la actividad se planteó por la necesidad manifiesta de "contextualizar el trabajo de estos últimos años, como espacio de investigación, exposición y formación sobre formas culturales que nacen del uso creativo de las tecnologías, tanto ofreciendo formación como abriendo nuevas líneas de investigación".

Es evidente que el Centro ha realizado un importante trabajo de investigación sobre el desarrollo y líneas de trabajo de numerosos espacios maker y fab labs. De hecho, existe una importante presencia de proyectos abiertos y/o makers en su programa. Por tanto, como recalca Arias, su experiencia como entidad abierta a diversos espacios y grupos les hizo apostar , lógicamente, por un proyecto un tanto innovador en nuestro país: transformar el centro de arte institucional en "espacio para reflexionar, intercambiar prácticas y analizar experiencias" sobre nuevos modelos productivos y de desarrollo relacionados con la cultura Maker. En nuestro caso, nos marca la presencia del fabLAB Asturias y la comunidad específica que se ha generado alrededor de la fabricación digital. Los modos de hacer concretos se han trasladado a otras áreas de LABoral a través de los programas de producción artístico y educativo".
Taller de Serigrafía desarrollado por Susanna Tesconi. (Autor: LABoral)



El programa de las tres jornadas combinaba interesantes actividades formativas teóricas, de divulgación y el intercambio de experiencias grupales individuales. Una interesante e impecable selección de participantes de ámbito heterogéneo ofreció a un público activo la oportunidad de conocer tanto a instituciones consolidadas (Ars Electronica, WAAG…), centros autogestionados como Espacio Open o Makespace Madrid, FabLABs (Fab Lab Sevilla, Fab Lab BCN, FabLab León, ...), como a creadores como Susanna Tesconi. Todos ellos compartieron y deliberaron sobre el balance de sus trayectorias y el resultado de proyectos dispares en sus planteamientos y objetivos.

En winterLAB se habló de los usos sociales de la tecnología, se realizaron presentaciones de trabajos exitosos y se analizó el porqué otros aparentemente excelentes en su planteamiento, no lo fueron. Se compartieron presentaciones, opiniones y visiones de futuro analizando el contexto global y el particular de cada propuesta. En Uncovering Ctrl nos gustó especialmente la autocrítica, la reflexión (pausada) y la búsqueda de nuevas ideas sobre los posibles vínculos de lo maker, fab lab y DIY con la red de instituciones  artísticas o culturales más establecidas. Fue especialmente enriquecedor escuchar y participar en debates en los que veteranos y recién llegados (Makespace y Xnet, por ejemplo) exponían sin tapujos tanto los logros como las dificultades para atraer a nuevos públicos. 

Detalle de uno de los elementos realizados en 3D en el taller sobre aplicaciones textiles (Autor: LABoral)

Un punto que nos parece clave:  ¿qué tipo de actividades o ideas se pueden mostrar al tejido ciudadano y empresarial que no se ha interesado nunca por la producción maker? En este sentido nos parece interesante el planteamiento de José Pérez de Lama en Reflexiones sobre fablabs y nuevo modelo productivo...:

los ecosistemas para la fabricación digital libre/open source van a ser más complejos que los del software libre. Christopher Kelty (2008) ya nos explicaba con acierto que de ninguna manera aquello fue un fenómeno espontáneo, sino la articulación de múltiples grupos, ideas, prácticas y procesos – en conflicto con otras formas de hacer...
Efectivamente,nos parece que además de que la ciudadanía en general suele confundir términos y modelos que dentro de la comunidad maker resultan familiares, es esencial descubrir y potenciar otros ámbitos de interés. La crisis, el hecho de que se dediquen tan poco tiempo y recursos a la investigación son un serio handicap, pero a favor de la difusión "del compartir" creo que existen otras reflexiones que pueden añadirse a las que realiza Pérez de Lama en su post:
  • Existen casos de éxito que pueden mostrarse como ejemplo para atraer a nuevos públicos e inversores.
  • Tal vez pase por impulsar actualmente iniciativas creativas  que no sólo se centren en la fabricación digital: parte de la ciudadanía asocia este tipo de prácticas en la actualidad sólo con la programación. Debe seguir potenciándose el trabajo en grupo, la diversidad de intereses, y  las posibilidades reales de proyectos de ámbitos totalmente dispares. Sin duda son interesantes las nuevas herramientas, pero "desde fuera" a veces da la sensación de que el esfuerzo de algunos colectivos se centra más en el potencial de las máquinas que en los diferentes resultados que se puedan ofrecer con ellas.
  • Potenciar las prácticas híbridas iniciales en las que se combine software/hardware libre con propietario (para potenciar poco a poco el primero.
Tal como pudimos comprobar en winterLAB, hay excelentes iniciativas que sin duda serían un éxito si pudieran llegar a nuevos espacios educativos y/o de producción, así que esperamos (más bien...deseamos) que este encuentro creado con vocación de continuidad pueda potenciar nuevas líneas de estudio y de trabajo en este sentido. [A nosotros ya se nos ocurren ideas sobre diseño, nuevos lenguajes audiovisuales,...]

El balance de winterLAB ha sido más que positivo. Gracias a LABoral por potenciar el compartir. Se agradece en estos tiempos de secretismo y  exclusividad casposa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario