10/4/16

Algo más que vigilantes

vigilante (RAE)
Del lat. vigĭlans, -antis.
1. adj. Que vigila.
2. adj. Que vela o está despierto.
3. m. y f. Persona encargada de vigilar.
4. m. y f. Agente de policía.
Jeremy Bentham al proponer su modelo de casa de penitenciaría, el Panóptico, proponía que el sistema se basaría en la facultad de ver con una mirada todo lo que sucedería en ella. Se ha hablado mucho de su influencia en la conformación del espacio y del papel del modelo metodológico creado, que enseguida fue aplicado a hospitales, centros educativos,..., pero ¿qué ocurre con los últimos eslabones de esa cadena de control? Los vigilantes que propone el intelectual británico no son más que la última pieza del sistema. Todas sus acciones están sometidas al férreo control del responsable único, así que su función resulta un tanto anacrónica: son los representantes más visibles del poder, pero están tan sometidos a él como los reos que tienen a su cargo.

Hoy queremos repasar tres de las creaciones en las que se ha analizado la figura del vigilante en un espacio panóptico singular: el centro artístico.  Las tres propuestas seleccionadas podrían calificarse como divergentes, pero sintonizan con la esencia de la propuesta panóptica: Vigilantes de museos (2016) de Rafel Trapiello y Jonás Bel, Aportación de vigilancia al museo del Prado. Vigilar al vigilante de la sala 39 (2006) de Karmelo Bermejo, y Área restringida (2007-2015) de Mateo Maté.

Comenzaremos con Vigilantes de museos (2016), una serie de retratos realizada por los fotógrafos Rafael Trapiello y Jonás Bel.  Tal como nos comenta el primero, el proyecto es un encargo del XL Semanal. "Querían dar visibilidad a un colectivo que pasa desapercibido para el gran público y son las personas que posiblemente pasen más tiempo delante de las obras de arte. Bel y yo nos encargamos de llevar a cabo su idea con una premisa bastante clara: relacionar sujeto y entorno, porque desde nuestro punto de vista, uno no puede entenderse sin el otro".
"Casi nunca reparamos en ellos. Pasan horas y horas mirando mirar a los demás. Un trabajo silencioso y discreto, pero lleno de anécdotas. Esto es lo que ven." XL Semanal.
Fuente
Fueron seleccionados para realizar esta visión más cercana de los trabajadores de ocho Museos españoles gracias a 2013 (2013), trabajo en el que retrataron a 262 personas

desconocidas. El resultado ofrece una visión humanizada de un colectivo que muestra un conjunto de detalles de la estructura a la que pretenecen (importancia o falta de: medios disponibles, profesionalización, grado de implicación con el proyecto, coherencia,..) Detalles tan aparentementenimios como si tienen uniforme, si visten de calle, o las características de sus sillas ofrecen más datos sobre su estatus y reconocimiento de lo que se podría suponer.

Fuente
Karmelo Bermejo ofrece una mirada crítica de alta intensidad en la videoinstalación Aportación de vigilancia al museo del Prado. Vigilar al vigilante de la sala 39 (2006) Pertenece a su serie Aportaciones, para la que sigue desarrollando "piezas que plagian la realidad y se incorporan a esta añadiendo volumen de actividad en su misma dirección".  En esta en concreto, desarrolla una situacion de rivalidad y desafío entre vigilante y vigilado, aunque realmente el autor lo que hace es contribuir a la vigilancia de la pinacoteca mientras es grabado por una cámara cenital de 360º.  "El precio de su vigilancia no es el mismo que el de la mía, y la mía es la alegal (en el Museo del Prado está terminantemente prohibido grabar en vídeo y hacer fotos)". El contexto de la creación determina la intervención: una actuación alegal, se transforma en una pieza aceptada (y retribuida) en el mercado artístico.

Fuente
En la última que hemos seleccionado, Área restringida  (2007-2015) de Mateo Maté -obra que comentamos hace un tiempo en U-Ctrl- la supervisión forma parte esencial de la instalación. Maté reflexiona sobre como las tácticas militares se han difuminado en espacios cotidianos como pueden ser los Museos. Compara el papel de control del vigilante con el del soldado que vigila las fronteras: su actitud ha de ser de alerta constante, aunque los problemas que puedieran surgir sean absurdos e infundados.

Fuente

Fuente

Bentham propuso que para valorar el papel de lo que él llamaba la policia interior, se realizaran controles sorpresa por parte de los diputados. En los Museos actuales, los vigilantes están expuestos a un doble examen permanente: el de la organización y el de los visitantes.

Info relacionada
Panoptismo en MEIAC, LABoral y MNCARS

No hay comentarios:

Publicar un comentario