23/2/17

‘Nos están controlando’, una mirada ‘net.art’ desde La Neomudéjar

 
Imagen de la muestra (Paloma_Ctrl)




















En la ‘Semana del Arte’ en Madrid, nos acercamos a otra manera de concebir la creación, menos mercantilista y con un sentido más cooperativo y vanguardista que las ferias: el centro de artes de vanguardia, experimentación y creatividad La Neomudéjar, que en su muestra ‘Net.art y Control”, de Ricardo Iglesias, ofrece una interesante visión de cómo las tecnologías han abierto inesperados espacios de dialogo estético y han revelado críticamente posiciones de poder y control tecnológico.

La Neomudéjar, cuya denominación responde a sus características arquitectónicas, apuesta desde 2013 por impulsar y difundir el New Media Art más transgresor desde un espacio único del Madrid industrial del siglo XIX: los Talleres Generales ferroviarios, dependientes del servicio de Material y Tracción de la Compañía de los Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y Alicante (MZA). Además de servir de nexo de unión entre creadores, centros de arte internacionales y centros de estudio a través de sus exposiciones, ponencias y residencias artísticas, se ha volcado en la recuperación de la memoria material e inmaterial de su entorno.

Hasta el 5 de marzo acoge Net.art y Control, muestra que se plantea como una revisión sobre el desarrollo del New Media Art en los últimos 20 años a través de la producción del artista Ricardo Iglesias. Su trabajo se centra principalmente en los conceptos de comunicación, interacción y control. Comunicación, entendida como una actividad humana fundamental donde los individuos se relacionan y forman relaciones sociales, tal como la concibe Kaplún, “dos o más seres o comunidades humanas intercambian y comparten experiencias, conocimientos y sentimientos, aunque sea a distancia y a través de medios artificiales” (Una pedagogía de la comunicación. Kaplún, 1998). Pero para que exista una comunicación real es necesaria una “igualdad efectiva de oportunidades para asumir roles de diálogo” (Teoría de la acción comunicativa. Habermas, 1981), y por tanto, un acceso directo, transversal y en igualdad de condiciones a los medios y la tecnología. Interacción entendida como la relación entre seres humanos y máquinas, que pasa de ser un simple manejo unidireccional a desarrollar una relación basada en una interacción interna y mutua. Y Control como concepto aglutinador de los comportamientos de las sociedades actuales, donde el uso de medios automáticos en los procesos de registro e información puede implicar una intención subjetiva por parte del sistema y una manipulación de la misma. “El Panóptico funciona como una especie de laboratorio de poder” (Vigilar y castigar. Foucault, 2003).

21/2/17

Tecnología por y para la ciudadania: Efraín Foglia.

 
Fuente: Efraín Foglia



























Efraín Foglia es un experimentado y reputado diseñador de interacciones digitales, investigador y docente. Su trabajo engloba ámbitos que abarcan desde la intersección del Diseño, el activismo ciudadano o las tecnologías de la comunicación.

Miembro fundador de guifi.net,la red de telecomunicaciones autogestionada más grande del mundo y de Mobilitylab (2011) plataforma para el diseño de interacciones físicas y digitales, dos de los proyectos digitales que más nos han interesado desde el inicio de Uncovering Ctrl.  Sin embargo, es la primera vez que conseguimos entrevistarlo.


¿Cuál es tu visión de la tecnología respecto al poder?

El poder usa y diseña tecnología para ser más robusto, siempre lo ha hecho. La diversidad de las tecnologías son su jardín del Edén.

La tecnología es el diseño de las ciudades, pasando por los sistemas de control social y penetrando en nuestro sistema nervioso comunitario, la comunicación afectiva.

El poder es comunicación, relato, diseño. La tecnología es una de las herramientas de dicho ejercicio.

Somos personas, tecnológicas, tecnologizadas, somos entes cyborgs, susceptibles de ser afectados por la parte oscura de dichas matrices maquínicas. Nuestras vidas son los testers de los avances tecnológicos.


Uno de tus proyectos más conocidos es Guifi.net ¿en qué consiste el proyecto? ¿cual es el papel de los usuarios?

7/2/17

¿Microchips subcutáneos para ir al trabajo? Experiencias con RFID (I)

Radiografía de los chips subcutáneos de A. Graafstra(Fuente: Dangerous things)


























La semana pasada publicábamos en Facebook un enlace a una noticia que llamó mucho la atención en las redes: Una empresa belga implanta un chip para controlar empleados.  Ocho voluntarios de la compañía se implantaron voluntariamente un microprocesador subcutáneo para controlar la apertura y cierre de puertas.Sin embargo, esta experiencia ya se había llevado a cabo años antes utilizando tecnología RFID.

Un RFID (siglas de Radio Frequency IDentification) es un sistema de almacenamiento y recuperación de datos por control remoto que utiliza metodologías similares a las empleadas en los códigos de barra. Su propósito fundamental es transmitir la identidad de un objeto mediante ondas electromagnéticas o electrostáticas.

La idea en la que se basa hace referencia al sistema criptográfico desarrollado por militares británicos para poder identificar a los aviones aliados para diferenciarlos del resto durante la Segunda Guerra Mundial, conocido como IFF (Identify Friendor Foe). 

La primera patente relacionada con la tecnología RFID data del 1969, año en que el ingeniero Mario W. Cardullo]- integrante del equipo del programa Apolo-  la registra en Estados Unidos. Consistía en una etiqueta RFID con memoria regrabable cuya utilidad no fue reconocida hasta pasados cuatro años de su invención.